Planta cebolla cepellón roja

0,05

  • Variedad de día largo.
  • Bulbos de gran tamaño , globosos, un poco apuntados hacia el cuello, con piel externa de color roja amoratada y carne de color morado.

30 disponibles

SKU: 900481 Categorías: , ,

Descripción

Exigencias De Clima Y Suelo

Es una planta de climas templados y prefiere suelos sueltos, sanos, profundos, ricos en materia orgánica, cálidos, soleados y no calcáreos. Los aluviones de los valles y los suelos de transporte en las dunas próximas al océano le van realmente bien. En terrenos pedregosos, poco profundos, mal labrados y en los arenosos pobres, los bulbos no se desarrollan bien y adquieren un sabor intenso. Es bastante sensible al exceso de humedad y medianamente sensible a la acidez, estando el límite de pH en 6

Preparación Del Suelo

La hondura de la tarea preparatoria varia de acuerdo con la naturaleza del lote. En suelos compactos la hondura es más grande que en los sueltos, en los cuales se hace una sencilla tarea de azada. El cuidadoso desmenuzamiento de los terrones es un componente fundamental de triunfo. El lote es explanado para luego disponerlo, si se necesita, en surcos. Ciertos suelos habrá que mejorarlos.

Transplante

Se hace la plantación en caballones distanciados entre sí 50-60 centímetros, sobre los que se disponen 2 líneas de plantas distanciadas a 30-35 centímetros y 10-15 centímetros entre plantas.

Abonado

En suelos poco fértiles se generan cebollas que se conservan mejor, sin embargo, naturalmente, su desarrollo es menor. Para obtener bulbos monumentales se requieren tierras bien fertilizadas. No tienen que cultivarse las cebollas en tierras recién estercoladas, debiendo utilizarse las que se estercolaron el año anterior. Cada 1.000 kilogramo de cebolla (sobre materia seca) tienen dentro 1,70 kilogramo de fósforo, 1,56 kilogramo de potasio y 3,36 kilogramo de calcio, lo que sugiere que es una planta con altas necesidades nutricionales. La absorción de nitrógeno es bastante alta, aunque no tienen que sobrepasarse los 25 kilogramo por hectárea, e influye sobre la magnitud del bulbo. Por regla general, basta con un abasto uso días anteriormente del engrosamiento del bulbo y a partir del trasplante, si fuese primordial. El abono nitrogenado mineral beneficia la conservabilidad, ocurriendo lo opuesto con el nitrógeno orgánico. Las cebollas requieren bastante potasio, debido a que beneficia el desarrollo y la riqueza en azucar del bulbo, perjudicando además a la conservabilidad. La necesidad en fósforo es subjetivamente reducida y se estima suficiente la aplicación en el abonado de fondo. El abasto de calcio no es por regla primordial si el lote responde a las exigencias naturales de la planta.

Información adicional

Peso 0,005 kg