Lechuga Romana Invernal

1,00

  • Variedad a cultivar preferentemente en invierno.
  • Hojas muy largas y anchas.
  • Forma cogollos voluminosos y de porte erguido

Agotado

Descripción

 

Necesidades de la planta

  •  Ubicación

    • Lugar soleado, evitando la exposición excesiva de viento que junto a las altas temperaturas en verano, favorecen el espigado.
  • Tipo de suelo

    • Es poco exigente respecto al tipo de suelo prefiriendo los suelos fértiles y evitando en la medida de lo posible suelos demasiado ácidos o con elevados niveles de sales.
  • Abonado

    • Necesidad media, con un buen aporte de potasio y nitrógeno.
  • Maco de plantación

    • Distancia entre plantas 30 cm
    • Distancia entre líneas 40cm

¿Cómo cultivar?

  • Siembra en primavera u otoño en semillero
  • Trasplantar al terreno definitivo cuando la plata tenga 3 o 4 hojas verdaderas, aproximadamente a los 30 días.
  • Riego frecuentemente
  • Se debe tener cuidado de caracoles y babosas, especialmente en el periodo de semillero.
  • Cosecha a las 6 semanas después del trasplante, excepto en épocas mas  frías que puede requerir hasta 8 semanas.

Consejo

Las lechugas cultivadas en verano tienen tendencia a florecer prematuramente por excesos de temperatura, lo cual, provoca un sabor amargo y poco apetecible. El riego deficiente o la falta  de abono puede favorecer dicho espigado prematuro, por lo que se recomienda poner especial atención en estos procesos. El principal consejo, cosechar a las 6 semanas de cultivo, a pesar de que la lechuga tenga poco tamaño.

Propiedades nutricionales

Las lechugas han sido y son utilizadas por sus propiedades tranquilizantes y aportes vitamínicos y fibras que mejoran el transito intestinal. Se suelen consumir en fresco, en ensaladas, lo que permite aprovechar al máximo sus propiedades, pero también se pueden utilizar como base en la preparación de cremas o sopas.

Información adicional

Peso 0,006 kg